september

A Moira le tocaba poner la mesa.
Para las tareas domésticas usa la ley del mínimo esfuerzo, a diferencia de las artísticas, en esas es minuciosa, detallista y emplea un tiempo infinito hasta que queda tal y como ella lo había ideado, perfecto.
Está bien, siempre que no hayan daños colaterales...
Y todo cayó por los suelos. Platos, vasos y cubiertos. Todo iba en una misma torre.

-Moira, dona!, has de fer servir el cap per fer les coses, no?, estava clar que tot aniria a parar a terra!

Y callada recogió todo y volvió a poner la mesa, esta vez "por partes".
Al empezar a cenar empezó a empujar las cosas con la cabeza.
Vaso, cubierto, plato... hasta llegar a la jarra de agua.

-Però què fas?!
-Faig servir el cap per fer les coses.

Moira.
Tjøme, Noruega.



Madicken de pie delante del frigorífico abierto.
-què busques?
-mama, tenim aquelles boletes vermelles?
-boletes vermelles?
-si... aquestes que es diuen Tom i Jerry.
-'Tom i Jerry'?... mmm... 'Tomata cherry'?
-Això!, tomata Jerry.

Madicken batgirl.
Tjøme, Noruega.

www.monicamauri.blogspot.com
www.instagram.com/cistellapower
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography

(En castellano a continuación)
M'agrada veure't adormida. Totalment entregada a la dimensió dels somnis.
M'encanta mirar-te quan expliques coses importants per a tu, de la manera que ho fas, tot arriba a tenir una proporció espectacularment vital.
M'enamora la teva boca i els teus ulls. 
Em fascina el teu somriure, la teva rialla i, la mirada... és poesia pura.

Em sorprenen els teus canvis d'humor. M'agafen desprevinguda. De vegades m'enfaden, d'altres em posen tensa, sovint ric i moltes se'm fa un nus a la gola, de no saber què fer, com fer-ho...
Ets tan important per a mi què dubto de tot, encara pensant què ho tinc clar.

Et vull lliure, forta, independent.
Et vull solidària, companya de tots i totes. 
Et vull emprenedora, docent i pacient.
I provo d'educar-te per tal.

M'agrada com tractes als animals, dónes la mateixa importància a una formiga que a un ós.
M'encanta com voles quan dibuixes, la teva manera d'expressar-te.
M'enamora com defenses els teus amics i amigues, encara que aquests no portin raó o hagin obrat malament, els defenses i després els hi expliques que han errat.
Em fascina la teva imaginació, ets incapaç d'avorrir-te.

Et vull feliç, en pau amb tu mateixa.
Et vull segura i capaç de tot.
Et vull contenta d'haver aconseguit el que buscaves.

No hi ha distàncies reals que mesurin el meu amor cap a tu.
Ni la meva gratitud.

Gràcies per ser lliure, forta i independent.
Per ser solidària, companya de tots i totes, emprenedora, docent i pacient. Sobretot amb mi.
Gràcies per ser feliç i sentir-te amb pau. Per estar segura de tu mateixa i contenta del que fas i busques.
Amor, avui fas nou anys.
Et desitjo el millor del món.

Me gusta mirarte mientras duermes. Totalmente entregada a la dimensión de los sueños.
Me encanta mirarte cuando explicas cosas importantes para ti, de la manera en que lo haces, todo cobra una proporción espectacularmente vital.
Me enamoran tu boca y tus ojos.
Me fascina tu sonrisa, tu risa y, tu mirada... es pura poesía.

Me sorprenden tus cambios de humor. Me cogen desprevenida. A veces me enfadan, otras me ponen tensa, a veces río y muchas se me hace un nudo en la garganta, de no saber qué hacer, cómo hacerlo...
Eres tan importante para mí que dudo de todo, aún pensando que lo tengo claro.

Te quiero libre, fuerte, independiente.
Te quiero solidaria, compañera de todos y todas.
Te quiero emprendedora, docente y paciente.
Y trato de educarte para tal.



Me gusta como tratas a los animales, das la misma importancia a una hormiga que a un oso.
Me encanta cómo vuelas cuando dibujas, tu manera de expresarte.
Me enamora cómo defiendes a tus amigos y amigas, aunque estos no lleven la razón o hayan obrado mal, les defiendes y luego después les explicas que se han equivocado.
Me fascina tu imaginación, eres incapaz de aburrirte.

Te quiero feliz, en paz contigo misma.
Te quiero segura y capaz de todo.
Te quiero contenta de haber conseguido lo que buscabas.

No hay distancias reales que midan mi amor hacia ti.
NI mi gratitud.

Gracias por ser libre, fuerte e independiente.
Por ser solidaria, compañera de todos y todas, emprendedora, docente y paciente. Sobretodo conmigo.
Gracias por ser feliz y sentirte en paz. Por estar segura de ti misma y contenta con lo que haces y buscas.
Amor, hoy cumples nueve años.
Te deseo lo mejor del mundo.

Moira, Tjøme, Noruega.
www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram/cistellapower

Hace tiempo que veo circular un escrito a modo de "chiste".
En él se hace referencia a los "zapatillazos", bofetadas y demás agresiones físicas que daban las madres y que, en este escrito "cómico", insinúan fueron merecidas, afortunadas, justas y lo que es peor, beneficiosas.
No sólo no me hace ni puñetera gracia, me da rabia y me enfurece, me pone de mal humor que se banalice sobre la tortura.
"Mi madre, con un solo guantazo a mano abierta:
me activaba los chakras;
me estabilizaba el karma;
me limpiaba el aurea
y ahorrábamos en psicólogos"

Cuántos psicólogos tienen que lidiar continuamente con adultos con traumas infantiles?
Que te giren la cara de un guantazo piensa esta gente que no tendrá consecuencias emocionales graves?
Que las personas que se supone te han de proteger y amar sobre todas las cosas te peguen, eso no va a influir en su comportamiento y autoestima?
Tener miedo de tu padre y/o madre?, son tu pilar de seguridad!
Cómo es posible que se defienda una agresión a un menor? tanto física como verbal.
El otro día, en la tienda, una madre se quitó la sandalia y pegó a su hijo.
Éste intentaba escapar, mientras ella, agarrándole del brazo, le tiraba hacia ella mientras le golpeaba con su zapato.
Yo iba con ellas y mi compañero. Los cuatro nos quedamos atónitos.
Eso es maltrato. Con alevosía.
De lo que reciban, harán.
De lo que escuchen, dirán.
El fuerte contra el débil.
Luego se asombrarán de los bullying y femicidios…
De dónde salen semejantes ideas?
De niños y niñas que fueron educados y criados con violencia?
No frivolicemos con la tortura, ni con el respeto, ni con la libertad.
Criemos en amor y comprensión.
Tenemos una responsabilidad enorme, el hacer de esos niños y niñas personas adultas respetuosas y nobles.

Madicken, luego de escalar la montaña sin ayuda.
Tjøme, Noruega.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower


august

-Madicken!, marxem!
Silencio.
-Madicken!, hem de marxar, amor!
Silencio.
Moira:
'Està amagada, mama. Fa veure que és una estrella de mar'.

Madicken, la estrella de mar.
Sant Pere pescador, Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower


Que no exista el tiempo.
Qué tan necesario ha sido el control del hombre por el hombre para inventar el tiempo?.
Tan importante es 'el tiempo' en nuestras vidas que hasta los científicos le han otorgado el grado de 'dimensión'. La cuarta dimensión.
Lo invertimos bien?.
Hacer muchas cosas es sinónimo de aprovechar el tiempo?.
Pararse a pensar, meditar, sentir o desconectar de todo es 'no hacer nada'?.
Y ese 'no hacer nada' es pérdida de tiempo, o, por el contrario, en esta inmediata sociedad, es, precisamente, la mejor inversión que podemos hacer?.
Se inventaron los relojes y nos quedamos sin tiempo.
Los niños/as. Esa escuela de vida.
Madicken sin reloj.

Tjøme, Noruega.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower
 

Se enzarzan en una discusión, la discusión sube de tono, ya no se escuchan, ya no se miran. El tono de voz sube y con ello el desprecio en el habla. Empieza la guerra.
-Prou!, què hi hagi pau.
Pero para que haya paz, habrá que solucionar el conflicto. No vale esconderlo, no vale evadirlo, disimular que no existe.
Está ahí y se ha de trabajar.
Tal vez parezca más fácil a priori pasar de puntillas sobre él, no darle importancia, conseguir ese estado de "pax romana" que tanto nos gusta pero, es justa?.
No. Por una simple razón, porque sencillamente en esa "pax romana" es donde se encuentran los fundamentos y causas de la propia guerra.
Si los problemas no se hablan ni se discuten, el problema persiste.
Enseñar a escuchar, a pensar y debatir.
A calzarse los zapatos del otro. A andar con ellos y probar cómo se siente.
Entender y debatir.
Profundizar y aclarar.
Aprender.
Solucionar y salir AMBOS victoriosos.
Conseguir la paz. Estado de no-guerra.
Situación justa e igualitaria.
Vivir en libertad.
Crecer con ellas.
Moira y Madicken jugando.
Tjøme, Noruega.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower

july



Y hablaron. Y se descubrieron.
Se aprendían mutuamente.
Quim fue corriendo a su madre a preguntarle qué eran las pirañas. Moira le esperaba en la mar con una media sonrisa.
Moira luego me vino explicando, con esos ojos esquimales abiertos como platos, que la crema solar mata el coral. Pues algo teníamos que hacer!. Se lo había explicado Quim.
Y jugaron, se divirtieron. Volaron como halcones y nadaron como delfines.
Y al final del día les fui a buscar a sus cabañas, unas que hicieron con cañas, piedras, arena, toallas, conchas marinas y basura varia que la reutilizaron y le dieron buen provecho.
Habíamos de partir.
"Què?!?!?!?!?!?!. NOOOOOOOOOO!!!!!!!"
Y una frase que Gaia dijo y a la que todos asintieron mirándome.
"Somos nuestros nuevos mejores amigos".

Un día maravilloso para Quim, Moira, Madicken y Gaia. Lila, la pequeña, les perseguía a ratos. 
Sant Pere Pescador. Girona.
















may

Entre mordisco y mordisco Moira me explica que pronto su gata será mamá por primera vez.
-I com ha estat això?, le pregunto mientras enfoco.
-Molt fàcil. El penis del gat mascle ha entrat a la vagina de l'Alien, ha deixat anar els espermatozoides i "voilá", d'aquí un parell de mesos serem uns quants més a la família.

Y me aparto la cámara y la miro, sonriendo.
-Sembla màgia, no?, le pregunto.
-Coses de mamífers, me responde.

Moira, l'enfant terrible.
Cistella, Girona.
www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower

april


La ignorancia es, posiblemente, la causante de todos los males de nuestra sociedad.
Siempre ha habido quien se aproveche de ella para su beneficio.
Se fomenta con el miedo.
Hablar de libertad es hablar de infinitos valores, todos y cada uno de ellos indispensables para que la haya.
Y nadie será libre mientras exista una persona que sufra, víctima de la ignorancia de unos cuantos.
Desde dejar a los niños que vistan de la manera que quieran, que se muevan y jueguen siguiendo su instinto, su ingenio, su destreza a, el respeto a la diferencia racial y sexual.
Respetar la diferencia y aprender de ella. No se ha de sentir miedo a lo adverso, más bien curiosidad y fascinación.
Como ya sabréis, el cine corre por mis venas. Es un trampolín al mundo del pensamiento, de la reflexión.
Recorre mi cuerpo, inunda mi corazón y se extiende por mi cerebro.
Y con algunas películas, no puedo más que flotar de emoción con tan gran mensaje que me ha enseñado.
Hay largometrajes que utilizo para educarlas. Yo no siempre encuentro las palabras.
El cine es mi instrumento de crianza.
"Matar a un ruiseñor", de Robert Mulligan, basada en la novela de Harper Lee e interpretada por Gregory Peck y los pequeños Mary Badham y Phillip Alford es, sencillamente, un manual de crianza.
Eduquemos en libertad. Eduquemos en valores.
Moira.
Port de la Selva. Girona.

Mi madre no se aburría nunca, es más, no tenía tiempo para hacer y crear todo aquello que se le pasaba por la cabeza.
Tampoco hubiera bastado con que los días tuvieran 48 o 72 horas, ni mil horas hubieran cubierto sus propósitos.
Ser madre viuda de cuatro hijos complicaban las cosas.
Cuando despertábamos por la mañana veíamos la mesa del comedor cubierta de revistas de confección, telas, patrones, libros de novelas abiertos por algún pasaje en donde había encontrado alguna idea que realizar y algún plato con las pieles de alguna fruta que había devorado en ese "su momento", cuando los niños duermen.
A partir de varias ideas creaba la suya. 
Había una que marcó mi infancia; "Las muñequitas de olor".
A partir de la idea de un saquito de ropa relleno de flores aromáticas para perfumar la ropa de los armarios, ideó una muñequita.
Miles de armarios se perfumaron con esas muñequitas que nosotros le ayudábamos a rellenar. Intentamos convencerla de que nos dejase pintarle la cara, pero después de arruinar unas docenas de muñecas nos pidió por favor que nos limitásemos a rellenar y punto.
Y nuestra casa olía siempre a espliego, tomillo o romero. Años después, hablando con una amiga de la infancia me lo recordó, me dijo que ese olor lo identificaba con mi casa, con mi madre.
Y también hacíamos de recaderas, para llevar a las tiendas o para cobrarlas.
-Mónica, ve a la herboristería que me ha llamado que ya tiene lo nuestro. Le dices "la mamá me envía a cobrar las muñequitas", me dijo un día mi madre.
...
ODIABA decir "la mamá", lo odiaba con todas mis fuerzas! y "las muñequitas", aún más!
-Vale, pero no voy a decir "la mamá", mama!
-Di lo que te de la gana, pero que entienda que eres mi hija!

Y bajando la calle iba pensando cómo presentarme, cómo decir, no sé, la vergüenza me invadía. Yo era tremendamente tímida y supongo que mi madre lo trabajaba enviándome a mí a hacer aquellas cosas. 
Ahora todo eso me parece una locura, algo tan tremendamente fácil, rápido, se podía decir de mil maneras, versión corta o más larga, pero en ese momento me saturé.
Y queriendo pasar desapercibida y hacerlo lo más rápido posible, se convirtió en un infierno.
La tienda estaba a rebosar, no cabía un alfiler. La mujer me miró desde el mostrador, a lo lejos. 
Y me preguntó en voz alta, mientras todos, al completo, se giraban a mirarme.

-Què volies maca?
-"Soy la hija de las muñecas", espeté.

Madre mía!!!!!, me quise morir!. 
Todos empezaron a reír, la mujer me miró con cara de sorpresa, seguramente haciendo un gran esfuerzo para no carcajearse en mi cara, e intentando descifrar aquello, me lo volvió a preguntar. Para entonces yo ya era minúscula, allá a lo lejos de la tienda, haciendo frente a todas esas miradas curiosas y sonrientes.

En la primavera, cuando el tomillo, el romero y el espliego florecen, me voy con capazos al bosque a recolectar.
Vuelvo a mi infancia con ese perfume. Olor a felicidad, a sentirse segura. A hogar, a niña. A madre. A mamá.

Moira y Madicken ayudándome a recolectar plantas aromáticas y medicinales.
Cistella, Girona.

www.instagram.com/cistellapower

mars

Y me preguntó sobre la adolescencia. 
Intenté explicarle, de la manera más científicamente posible, ese proceso loco por el que todas las personas hemos pasado, con mejor o peor resultado.
Hormonas, hipotálamo, hipófisis, ovarios... El BIG BANG.

-Resumint, és el procés què fa un nen o nena per convertir-se en home o dona. El canvi més decisiu.

-Vols dir?, hi ha molts més! A mi em va costar força fer-vos entendre que ja no era un bebè, sinó una nena!, i tu amb els 40 anys?, també estaves una mica rara...
-... (la ceja se me disparó sola).
-Quants anys haig de tenir per conduir?
-18.
-Ah, perfecte!, tinc 8 així que només haig d'escriure un 1 al davant.
-... (esta vez fueron las dos cejas).

Hipotálamo, amigo mío, dame un par de años más de paz y tranquilidad!
Moira y sus teorías: Pepino+Sol=Cocktail vitamínico del grupo A, B, C, D, E y K.
Tjøme, Noruega.

Cuando estás gestando, piensas todo el tiempo en ella. 
Te nutres bien, procuras no estresarte. Que todo fluya normal y tranquilo. Simplemente ayudas a tu cuerpo en lo que puedes. Leí una vez que tu estado emocional en los últimos meses de gestación influyen enormemente en el bebé.
Luego viene el parto. Ese momento crucial. La vida y la muerte están tan cerca que aterroriza a cualquiera. No quieres pensar que algo pueda salir mal. Pero lo tienes ahí, eres consciente que el nacimiento es extremadamente crucial.
El post-parto. La dedicación exclusiva a tu hijo recién nacido. Como cualquier mamífero, acostada dando de mamar a todas horas. Acariciando, besando, cuidando. Las horas pasan y no te has despegado de él en todo momento.
Te has ido alimentando sin pensar en nada más, porque toda tu prioridad recae en tu hijo recién nacido. 

En los campos de refugiados, las personas que huyen del infierno se encuentran con el peor de todos.
Allí, las mujeres, entre barro, frío y lluvia han de prepararse para parir. No tienen comadronas que las acompañen. Ni toallas limpias. Ni agua caliente!
Si nosotras, sabiendo que paríamos protegidas y acompañadas, teníamos miedo, no me puedo imaginar cómo se sienten ellas.
Algunas de ellas parirán mientras caminan, imagino que pararan en la cuneta, dejaran en el suelo todos los bultos que llevan encima. Se retorcerán de dolor, intentarán retener lo inevitable.
Y qué les pasará por la cabeza en esos momentos?!. Nacer huyendo. Nacer sin futuro certero. Sin derechos. 
No se acostarán con su retoño en brazos. Han de seguir. Se lo cargarán, debajo de los abrigos. Arropados entre sus pechos.
Las mastitis serán continuadas. Sin higiene son más que frecuentes.
Esas madres sufrirán doble, triplemente.
Los que provocan y permiten esto están sentados en sus despachos. Detrás de sus escritorios. Tomando café caliente.
Miran números.
Nosotros vemos personas.

Niños jugando.
Abatu, Madicken y Moira.
Bassegoda. Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower



-Què diu?
-Que morirà.
-Per què?!
-Perquè ha perdut la mare.
-Però si hi ha moltes al seu voltant!

La lógica del ser humano.
Solidaridad, apoyo mutuo.
Humanidad. Amor.

Una niña de seis años no entiende cómo un caribú puede morir de inanición si pierde a su madre habiendo otras hembras a su lado que le podrían hacer de mamá.
Yo tampoco.
Yo tampoco entiendo cómo pueden dejar morir a miles de niños que huyen de una guerra que no han provocado, que no entienden  y de la que no se pueden defender. 
Y m,e imagino una voz en off sobre esas imágenes, como las de los documentales de vida animal;
relatando esa realidad salvaje.

Si ya me es difícil explicarle el poco afortunado futuro que tiene el pequeño caribú, que me expliquen los de arriba cómo cuernos le explico yo qué es y cómo funciona un campo de refugiados sin que se me caiga la cara de vergüenza.

Moira y Madicken.
Tjøme, Noruega.



febrary

Yo siempre besaba a mi madre antes de salir de casa.
No era una costumbre. Era una necesidad.
De pequeña y de no tan pequeña. Aún si dormía como si estaba despierta. Me acercaba a ella y la besaba. 
No era un beso rápido, fugaz. Era un beso lleno de sentido. El tiempo se paraba, no habían prisas. 
Esos besos hechos con amor, de los que te llenas de la otra persona.
Desde que empecé a ir sola al cole hasta cuando me iba al instituto.
Siempre un beso y un "hasta luego".

Recuerdo un día en que llegaba tarde al instituto. Me dormí. Tenía exámenes.
Metí todo de cualquier manera en la mochila y me vestí con lo que encontré en el suelo.
No pasé ni por el baño. Seguía vistiéndome mientras corría calle arriba a coger el metro.
Y justo antes de entrar, bajando las escaleras, me paré en seco.
No le había dado un beso.
Bajé dos escalones despacio.
Me paré.
Y corrí para casa.
Corrí y corrí. Subí las escaleras del portal y entré a casa corriendo.
Mi madre aún dormía.
Y volvió a pararse el mundo. El tiempo. 
La besé.
-¿Pero tú no llegabas tarde al examen?
-Sí. 
-¡Mónica!
-¡Ya me voy!, hasta luego.

A Moira no le gustan nada los besos. Nunca me da. Madicken me devora viva.
Las dejé en la escuela y volvía ya a casa cuando oí que me llamaba Moira.
Corrió a donde yo ya me encontraba, unos cuantos metros fuera de la escuela.
Necesitaba un abrazo. 
Y mientras la abrazaba fuerte le besaba la cabeza.
Le iba a caer una bronca por salir del cole sin permiso.
Lo sabía.
Daba igual.
Ese abrazo y ese beso, bien lo valían!

Moira.
Cistella, Girona.




La competición.
Mostrarse mejor que el otro. Saberse más rápido, más fuerte.
Más inteligente, más perspicaz, más ágil. Mejor.

¿Hace falta? 
Yo la borraría de la faz de la tierra.
Claro que me gusta animar, rociarlas de cumplidos. Decirlas lo bien que lo hacen.
Qué inteligentes, qué ágiles y rápidas, qué fortaleza, qué destreza!!!
Pero sin comparaciones, sin rebajar a la de al lado. Sin hacerlas subirse a un pedestal mientras su amiga está abajo. 
Me parece feo. Humillante. Sin sentido ni objetivo sano.
"El saber perder" no existiría en un mundo sin competiciones. No se lo tomarían a mal, porque no importaría.

A veces ves niños tan obsesionados en ganar, que se olvidan de jugar.
Yo no educo para que sean "las mejores". Educo para que lo hagan bien y sobretodo, que gocen haciendo lo que hagan, tanto sea nadar, correr, escalar, dibujar o construir.
Si las cosas se hacen bien, con ganas y disfrute, qué más satisfacción puedes querer?, ser mejor que el otro?, y qué ganas con eso?


Madicken escalando.
Colera, Girona.


Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados